FANDOM


Destinos Compartidos
共有先, Kyōyū-saki
Ilusarc1
Información
Autor original
Arco numero I
Comienzo 2 de marzo de 2014
Finalización En curso
Cronología
Arco anterior No hubo
Arco próximo Desconocido
Tema
Titulo y artista Yobanashi Deceive de kradness
Canción 0pxv/B_reM3wFL-41

El Arco: Destinos Compartidos (アーク: 共有先, Aaku: Kyōyū-saki) es el primer arco argumental dentro de Wiki Pokeminds. Los hechos narrados transcurren mayoritariamente dentro de un navío en el que Entrenadores de 5 regiones participan en un muy especial torneo organizado por la líder de gimnasio Chitsuki, con la ayuda de muchos otros líderes de gimnasio y miembros del Alto Mando.

Prologo: El brillo del océano.Editar

El viento soplaba estrepitosamente sobre el Puerto Olivo, en la ciudad del mismo nombre de la región Johto. El aroma a humedad era un encanto para los pequeños Krabby acompañados de un protector Kingler que los cuidaba mientras caminaban por la arena en la orilla del puerto. La indiscutida fragancia del agua salada también era un encanto para los marines, que miraban con curiosidad el barco que se alejaba del muelle. Todos comentaban sobre el navío que había desembarcado hace ya minutos. Los Pokémon que viven en la orilla del mar suelen alborotarse cuando aparece un barco tan grande, aunque no por temor, sino más bien por cierta curiosidad que los emociona; en este caso la exaltación que sentían los Corsola, Staryu y Krabby que viven entre la arena fue mucho mayor a la de la usual, al aparecer tan esporádicamente un navío de esas características.

El barco era descomunal e imponente, de proporciones elevadas pero con una forma elegante al mismo tiempo. Parecía poder llevar a toda una ciudad a bordo, solo podría haber sido creado con tanta gracia y tamaño para un motivo extremadamente especial y único...


...

¿?: Señorita, todos los pasajeros provenientes de la región Johto han abordado. Comentaba un hombre bastante mayor y vestido de traje mientras servía una taza de té para una joven sentada al lado de la refinada mesa donde el anciano le dedicaba su bebida.

Chica: Muy bien Chitsu, ¿y cuál es la próxima parada?

Preguntaba la joven mientras bebía su té delicadamente con toda la calma del mundo, envueltos entre las sombras en un cuarto oscuro, nada más iluminado por unos resplandores de una ventana. Ambos sentían el movimiento del barco en el que estaban, dentro de una habitación particular.

Chitsu: La próxima región a visitar, es la región Hoenn señorita.

Chica: ¿Región Hoenn, eh? Ya veo... ¿Y cómo están los invitados actuales?

El mayordomo se dirigió a la ventana para abrir las cortinas que obstruían la luz del sol. La chica frunció un poco el ceño al ser enceguecida unos instantes por los rayos solares que brillaban fuertemente.

Chica: Sabes que me molesta la luz...

Chitsu: Lo tengo entendido, Chitsuki-sama. (Le sonríe un poco) He abierto las cortinas con la intención de enseñarle que el mundo puede verse más hermoso si no hay algo obstruyendo nuestra vista. En palabras más simples: le sugiero que mire por la ventana. La joven dama, Chitsuki se suspiró un poco y se levantó de su silla solo para acercarse a la ventana y mirar por el cristal la hermosa vista del mar resplandeciendo gracias a la luz del Sol. Acaricio un poco el vidrio con sus dedos, contemplando con una mente pensativa todo lo que vendría en adelante...

Chitsuki: Lo admito, tienes razón. Si es hermoso...

Sonrió un poco manteniendo su orgullo y miro a su mayordomo unos instantes, antes de volver a mantener la vista en las impresionantes olas.

Chitsuki: Chitsu, trae mi silla cerca de la ventana en una posición donde procure no quedarme ciega.

Chitsu: Como desee, señorita.

Chitsuki: Mmnh... Ya está por comenzar, será muy divertido.

El mayordomo miro con atención a la joven señorita, hablaba con una inhóspita emoción, parece que su idea por fin estaba sacando lo mejor de ella.

Luego de acomodar su silla a un costado de la ventana, acerco también su mesita para acomodar su taza mientras él se disponía a colocarse detrás de su señora para asistir a lo que necesitara. Ella por su parte tomo asiento con sus piernas cruzadas y volvía a tomar un poco más de su té antes de volver a ver el océano.

Chitsuki: (Pensando) De verdad ya está por comenzar...


... El Torneo internacional “Corazón y Mente” pronto dará inicio...

Capitulo I: A punto de zarpar.Editar

¿?: ¡Aaah…! ¿Falta mucho?

Caminando por el bosque en los prados de la región Hoenn, dos jóvenes se acercaban a lo que era Ciudad Portual, conocida por ser “el puerto donde se cruzan los caminos de entrenadores y Pokémon” y a decir verdad la ciudad era muy simpática, sin ser exageradamente grande, más bien era pacífica y tranquila como las hojas de un árbol en plena primavera.

¿?: Ya no falta mucho, ¿ves? Ahí está Rumi.

La chica que caminaba a su lado, Rumia, se sorprendió al notar la preciosa vista de la ciudad, ya que a lo lejos se podía divisar perfectamente lo que era el mar resplandeciendo bajo la luz del Sol.

Rumia: ¡Ohh! ¡Esto es muy lindo! (Lo mira) ¿Yu-chan, aquí es tu próximo concurso, verdad?

El chico de cabellos azules y pocas palabras, Yusuke, miro a Rumia un momento antes de redirigir la vista a la ciudad.

Yusuke: Por supuesto, a eso vinimos. (Se cruza de brazos) Aunque también hay algunos otros sitios de interés como el Mercado, la Playa y el paseo en Ferry... A mí me gustaría hacerme una pasada por el Museo Oceánico. ¿Rumi, a ti que te gusta...? Antes de que el Coordinador pudiera continuar, se dio cuenta de que su novia había abandonado su lado hace ya mucho tiempo antes de que empezara el parloteo.

Purrloin: (Brinca del hombro de Rumia y corre) ¡Purr!

Rumia: ¡Oye, espera un momento Purrloin!

La joven Criadora percato que su curiosa acompañante se había escapado del lugar de su hombro para dar rienda suelta a su intrépido interés. Por su parte, parece que esta vez fue Yusuke el que debía buscar a Rumi y a su Pokémon. Sonrió suspirando resignadamente, ya que generalmente es su Mudkip quien lo mete en esos problemas.

Rumia: (Corriendo) ¡U-Un momento...! ¡Purrloin no te pierdas de nuevo...!

Una más que agotada Rumi se detuvo al ver a su Pokémon finalmente quieta e ilesa; más aliviada no podía estar, ya había perdido la vista de su compañera antes y no lo volvería a hacer.

Rumia: ¡Purrloin! Ya hablamos de esto, no puedes irte a donde te da la gana, ¡Es peligroso!

Purrloin: ¡Loin...!

La Pokémon gatita se subió de regreso al hombro de su entrenadora, y rápidamente le señalo algo con su patita.

Rumia: ¿Ahh?

La chica parpadeo un poco al ver hacia donde apuntaba, más su impresión se hizo presente al observar lo que señalaba y próximamente se acercó a eso.

Yusuke: ¿Rumi?

En otro lado, el novio de la Criadora trataba de buscarla por los alrededores, había perdido su huella desde hace rato. Ciudad Portual era muy extensa, como se mencionó antes era simple, pero estaba llena de gran espesura y vegetación que le impedía al Coordinador encontrar a Rumia.

Yusuke: (Se rasca la mejilla pensativo) ¿Dónde habrá ido a parar Rumia? Debería intentar en el Centro...

Rumia: ¡Yu-chan!

El chico se sorprendió velozmente al ver a su novia de regreso y detrás de él, más su impresión aumento al ver que lo jalaba hasta cierto lugar “muy interesante” que había llamado la atención de Rumia.

Yusuke: ¡Rumi, no es necesario jalarme!

Rumia: ¡Pero no tenemos mucho tiempo! ¡Así que mejor apresúrate!

Tomando más fuerte la mano del chico, Rumia y el corrieron atareados hasta que Yusuke quedara con la muñeca adolorida. El destino a donde la Criadora los había llevado no parecía nada interesante, solo era el Centro Pokémon de la ciudad.

Yusuke: (Parpadea confundido) Rumi, ¿qué es lo especial?

Purrloin: (Salta hacia la cabeza de Yusuke) ¡Purrloin!

Yusuke: (Frunce un poco el ceño) ¿Cuál es tu problema? (Trata de agitar la cabeza) Antes de alejar al Pokémon con sus manos, Yusuke noto que este le señalaba en especial un cartelón que había en la vidriera del Centro.

Yusuke: (Parpadea un poco más) ¿Solo un anuncio?

Purrloin: ¡¡Purr!! (Brinca a los brazos de Rumia)

Rumia: ¡No es solo un anuncio! ¡Léelo, es interesante!

El chico no tuvo otra que asentir y mirar el cartelón, parecía un aviso en referencia a un barco que pronto embarcaría en el puerto de Portual.

Yusuke: Rumi... ¿Exactamente qué es lo que planeas con esto?

Rumia: ¡¿Qué que planeo?! (Frunce el ceño) ¡Esta es una gran oportunidad para ti!

Yusuke: ¿Ah, sí?

Rumia: ¡Tómalo como un gran entrenamiento! Una nueva oportunidad para mejorar tus habilidades y las de tus Pokémon.

Yusuke: Mmn...

Rumia: (Se para frente a él) ¡¡Recuerda lo que paso en el último concurso!!

El chico abrió más los ojos de sorpresa, recordando en ese instante como sus Pokémon no pudieron terminar la última ronda... Y fueron vencidos como nunca antes le había pasado hasta ahora... Su primera derrota en un concurso fue esa, después de haber tenido la suerte de ganar sus dos primeros concursos se sentía en extremo seguro, pero no pudo ganar y sus Pokémon pagaron el precio siendo humillados bajo el manto de la derrota.

Yusuke: Mmnnh... (Suspira y asiente) Tienes razón... Rumi...

Rumia: M-Mmn... P-Perdón, creo que fui muy dura...

Yusuke: Esta bien, eres Criadora y tu responsabilidad es decirle a los entrenadores las cosas de frente. (Le sonríe un poco) Vamos.

Rumia: (Parpadea más sorprendida) ¿Vamos a...?

Yusuke: (Toma su mano) ¡A ver ese barco!


...

¿?: ¿Cuánto tiempo más tardaremos en salir?

Comento uno de los pasajeros del barco, un joven pelirrojo y de anteojos llamado Tenryū. Él había abordado desde hace una hora cuando el navío embarco en el puerto.

¿?: Uhmm... No parece que sea pronto.

Fue lo que dijo otro chico, uno de cabello más oscuro que también subió al barco desde hace un rato, su nombre es Eirik.

Tenryū: ¡Pero si ya estamos desde hace al menos una hora!

¿?: Mmn... En...

Eirik: ¿Ah?

Solo Eirik llego a notar que la chica cerca suyo había susurrado algo, ella se había presentado como Naomi. Parecía ser una joven tímida, a pesar de que la misma se juntó con ellos para pasar el tiempo no comentaba casi nada en lo absoluto.

Tenryū: ¿Pasa algo?

El chico pelirrojo también se unió a la charla, preguntando la opinión de la joven.

Naomi: (Niega un par de veces) S-Solo digo que... Parece que el barco pronto zarpara.

Los dos parpadearon confundidos ante su declaración; la chica asevero con más confianza que desde hace un rato podía escuchar ruidos dentro del barco que daban la impresión de ser el motor del mismo, pero que apenas podía escucharse si no se prestaba la debida atención.

¿?: Mmn... (Pensando) Ella tiene razón... Este barco pronto emprenderá su rumbo...

Esos fueron los pensamientos de Ran, un joven de pelo morado que prefería mantener opiniones solo para sus adentros. Este se encontraba en un piso arriba en el mismo barco, por encima de la cubierta y veía a los otros hablando, solo cuando no miraba la bella vista del océano.

Ran: (Pensando) Quizás venir aquí fue buena idea para mejorar mis habilidades como Coordinador... Pero... ¿Estaré a la altura?

¿?: ¡Ey!

Ran dejo sus pensamientos para prestarle atención a un chico que fue a hablarle, este usaba capucha, tenía cabello pelirrojo pero de un color más oscuro rozando el castaño.

¿?: ¿Cómo te va? ¡Mi nombre es Mind!

Le extendió su mano con intención de saludar, lo que más noto Ran era la mirada del joven, parecía rebosar de confianza y alegría.

Ran: Mind... ¿Eh? (Se acerca y corresponde a su saludo)

Mind: ¿Oh? ¿Pensabas en algo?

Ran: Hmn... Es gracioso que alguien con ese nombre mencione algo de pensar...

Mind: (Se le resbala una gotita y se rasca la cabeza) Creo que tienes razón... ¿Oh?

El joven miro como un Pokémon se acercaba flotando en dirección hacia él. Era pequeño y rosado, al parecer de tipo planta por la hierba en su cabeza. El pequeño se acomodó en el borde del barandal donde los dos se encontraban.

Mind: ¡¡Ohh...!! ¡Es un Hoppip, y es muy lindo!

Ran: Por fin volviste, ya me estaba preocupando... (Acaricia la cabeza de Hoppip)

El pequeño querubín sonrió ante sus caricias, antes de que Ran lo devolviera a su Poke Ball, mientras Mind estaba desalentado no extinguió sus ánimos.

Mind: ¡Oye, Ran! ¿Eres de Johto?

Ran: No... (Mira el océano apoyando sus brazos en el barandal) De Teselia.

Mind: (Parpadea un poco) Teselia... (Pone mirada pensativa) No me suena mucho...

Ran: (Suspira y le mira) Si quieres ver mis Pokémon, puedo mostrártelos. Quizás así te suene un poco mi región.

Mind: (Sonríe con emoción) ¡¿Eh?! ¡¿En serio?!

Ran: Solo en una batalla.

El joven de cabellos liliáceos sonrío confiado, decidido y un tanto siniestro; más esto no redujo el entusiasmo de Mind, y asintió con la cabeza. Estaba muy confiado, quizás más que el propio Ran. Más sin embargo...

¿?: Jeeh... La gente por aquí es muy activa.

Fue lo que comento bajito un hombre joven que miraba la situación a distancia y con interés, su mirada estaba repartida a varios escenarios ante sus ojos. Su nombre era Selim, y podía mirar, entre otras cosas al chico de cabello gris escondido detrás de un pilar, denotando una timidez aún más grande que la de Naomi.

¿?: M-Mmn...

El chico parecía estar observando a alguien, y en efecto, era a un joven que se encontraba mirando en solitario al océano con una cierta mirada de melancolía.

¿?: H-Hermano...

Ellos dos eran Ako, y su hermano mayor Perseo. No se podían considerar polos opuestos, ya que sus personalidades eran similares, nada más podía denotarse que Ako tenía inseguridad para hablar con su hermano.

Selim: ¿Ohh?

Aparto su vista de los hermanos un momento para ver el muelle un momento, y notar dos personas más que estaban corriendo, esperando por subir antes de que el barco desembarcara.

Rumia: ¡Vamos, Yu-chan! ¡El barco se nos va!

Yusuke: ¡E-Eso estoy haciendo Rumi solo no jales mucho!

Selim sonrió un poco más interesado al ver a los chicos, y por último envió su vista a una persona en la proa, una figura vestida de negro con un sombrero grande del mismo color, sin embargo, lo único que no podía ocultar bajo esos mantos oscuros era su resaltante y largo cabello carmesí que se movía por el viento.

Selim: Esto estará interesante...

Mientras los dos chicos lograron subirse antes de que el barco emprendiera su partida de Ciudad Portual, y como se mencionó antes, la embarcación era inmensa, tanto como para dar lugar a la ciudad entera y probablemente así sería ya que había un montón de gente subida a bordo, y muchos parecían más turistas que Entrenadores.

Rumia: Vaya, estos es más grande de lo que pensaba.

Yusuke: Mmn...

El joven se giró y fue caminando a la proa para poder contemplar con sus propios ojos la belleza del mar, dejando escapar una sonrisa.

Rumia: (Sonríe un poco y se le acerca) Ves que si valió la pena venir...

Purrloin: (Se sube a la cabeza de Rumia) ¡Purr!

¿?: ¡Ohhh...! ¡Ru-Rum viniste al final!

La Criadora parpadeo un poco y se giró, para darse cuenta desde antes que la única persona que la llamaba así hacia acto de presencia.

Rumia: ¿Shishi?

Yusuke: (Parpadea un poco más) ¿Reijī-san?

En efecto, mejor conocido como uno de los miembros del Alto Mando de Hoenn, Reijī Kirero, un hombre sin dudar singular en todos sentidos. El siempre acompañado de su inquebrantable sonrisa siniestra.

Reijī: Ahh, Ru-Rum sabes que prefiero que me digas “Papi” de vez en cuando.

Rumia: Y yo a veces desearía que me llamaras por mi nombre pero... Eso no va a pasar.

Reijī: Jejeh, tienes razón. (Se acerca y acaricia la cabeza de Purrloin)

Purrloin: ¡Purrr...! (Sonríe un poco ronroneando)

Reijī: Espero que estés cuidando bien de mi hija...

Aunque acariciaba a Purrloin, Yusuke sintió que le hablaba a él, por lo que le vio con intriga.

Reijī: ¿Sabes que te pasara si algo le pasa, verdad...?

Se le acerco directamente a Yusuke con su sombría sonrisa que parecía haber sido dibujada por los mil diablos.

Rumia: ¡Oye, Shishi! ¡Ya hablamos sobre hablarle así a Yu-chan!

Reijī: (Gira la cabeza para verla) ¡Oh, claro! (Se aleja y trata de no reírse) ¡Solo estaba bromeando! ¡Mrhj!

Rumia: (Suspira resignada y se encoge de hombros) Tu nunca cambias...

Purrloin: (Se encoge un poco de hombros también y suspira) Purr, purr…

Mientras Yusuke parpadeaba más confundido y con tal razón, si pocas veces había visto al

Alto Mando y desde un primer momento cualquier persona podía intuir que ese tipo estaba en algo y era imposible divisar que ocultaba su sonrisa.

Reijī: Ohh... (Sonríe más) Parece que ya va a empezar.

Los dos jóvenes que miraban a Reijī luego prestaron su atención al centro del barco, en lo más alto del barco de tres pisos se elevó una figura, una silueta menuda sobre la incandescente luz del Sol que brillaba con todo su esplendor.

Rumia: ¿Ehh?

Eirik: ¿Y ella quién es?

Tenryū: Yo diría que la anfitriona de este evento.

Mind: ¡Ehh, se ve increíble!

Ran: ...

Selim: Así que es ella.

La joven, de tez oscura y cabello largo de color blanco que combinaba a la perfección con su vestido se acercó a un micrófono antes de recitar unas palabras.

Chitsuki: Bienvenidos, mi nombre es Chitsuki. Algunos Entrenadores de Kanto me reconocerán como la última líder de gimnasio a vencer.

Una pequeña conmoción se generó dentro de algunos rincones del barco, algunos estaban impresionados, más otros no tanto, al conocer a la líder con anterioridad. Solo quedaba la intriga más grande, y le correspondía a la anfitriona responderla.

Chitsuki: Muchas personas han estado aquí, esperando pacientemente desde que partimos de Kanto hace varias horas, les agradezco profundamente que dejaran sus ocupaciones, e interrumpieran su viaje para participar en esto... Porque finalmente...

Todos se asomaron a verla con más, mucho más interés con tal de que lo dijera a todo pulmón y a los cuatro vientos con tal de que el mismo océano la escuchara.

Chitsuki: ¡¡... El Torneo Internacional “Corazón y Mente” da inicio...!!

Capitulo II: Conflictos entre los que estan por encima de los demás.Editar

El ensordecedor estruendo que generaba la multitud al oír las palabras de Chitsuki era para resaltar, después de todo era un crucero del tamaño de un edificio y con más de 200 tripulantes. Todos estaban emocionados, los Entrenadores que participarían en este fascinante torneo y los demás pasajeros que contemplarían las batallas, después de todo para eso se habían subido a tal navío. Ciertamente iba a ser un viaje placentero, disfrutando de la oportunidad de viajar en un crucero que parecía de lujo y con el bono extra de disfrutar de un Torneo, ¿muy de lujo, verdad?

¿?: ¡Que pesado es todo ese ruido! ¡¡Deberían aprender a comportarse!!

Bueno... Al parecer no todos lo veían así. Sobre todo cierta persona que se encontraba un piso abajo de la cubierta principal, en una habitación oscura.

¿?: ¡Ya mantén tu la compostura, Karen!

Ese fue un grito más masculino, de un abuel-... Es decir un hombre mayor llamado Fubuki. Entre la oscuridad de la habitación podía visualizarse poco.

Karen: ¡No necesito que me regañes, Anciano octagenario!

Fubuki: ¿Como me dijiste?

¿?: Oigan, oigan; cálmense un poco los dos... En especial por que estoy entre ustedes y siento que me dejaran sordo.

Eso era algo que comentaba el pobre rubio que estaba sentado entre la mujer que reclamaba decencia y el viejito que se la reclamaba a Karen; su nombre era Yamada.

Karen: Entonces enciendan las luces de una vez, odio estar a oscuras con tantos desconocidos sin poder ver bien a mi hermana.

¿?: E-Estoy bien Karen... R-Recuerda que estoy aquí al lado...

Las luces se encendieron de repente, nada más bastaba que aquel hombre al lado del interruptor le diera un simple toque la para que la habitación se iluminara.

¿?: Oh, bien hecho.

Decía Sharyū con una ligera sonrisa hacia el personaje que les había hecho el gran favor, y realmente era todo un personaje en el sentido de verse extraño... Era un enmascarado que nunca había articulado ni una sola palabra desde que estaban ahí, Noroi era su nombre.

¿?: Mm, ¿antes no eramos más aquí?

Sakura, la pelirrosada hablaba con toda la verdad del mundo. En la habitación faltaban al menos unos cuantos invitados, que por cierto eran todos Líderes de gimnasio y algunos miembros del Alto Mando.

Sharyū: Es cierto, recuerdo ver como la chica sería se fue al poco de verme... Y aquel otro tipo que solo tosía también dejo el lugar al poco de venir...

Karen: Jumm... A Kirero ni siquiera lo vi entrar, tampoco a su ridículo sobrino.

Al verla comentar con ese tono burlón, la hermanita de Karen, Ema levanto un poco la voz para hablarle.

Ema: ¿L-Los conoces Hermana?

Karen: Por supuesto, he estudiado mucho a los altos cargos de otras regiones... Francamente todos ustedes deberían hacerlo.

Sharyū parpadeo un poco más confundido viendo como la mujer hablaba mirándolo a este con desdén; ¿acaso fue por la forma en la que se dirigió ante los mencionados sin conocer sus nombres?

Fubuki: Deberías tomar las cosas con más calma, no te servirá de nada analizar a los demás si no mantienes la cabeza fría.

Karen: (Mira hacia otro lado) No necesito escuchar eso...

Algunos otras personas más veían lo que pasaba sin reacción mucho ante la situación... Después de todo el cuarto en donde estaban todos no era demasiado grande y podían oír perfectamente cada sonido... Era un camerino elegante, hecho con una recabada madera y asientos exageradamente cómodos, hasta había una mesita con refrescos en copas de vidrio.

Chitsuki les ordeno a todos que esperaran atentamente en ese cuarto, con la intención de luego salir a presentarse en orden suponieron... Viendo que al salir del cuarto había una escalera la cual llevaba hacia la plataforma donde estaba la misma.

¡Ah, cierto! Se hablaba de algunos invitados más que se encontraban ahí; bueno, en el otro extremo donde estaban Ema, Karen, Yamada y Fubuki se encontraba una linda joven llamada Serenity, a su diestra una señora con seño fruncido, Yuri, otro ancianito mirando el periodico más ausente que nada, Jotetsu y a su lado Sharyū.

¿?: Mmn... Nhm...

Ese pequeño ronquido disimulado fue dado por el hombre que desde hace rato parecía meditar con sus ojos cerrados y brazos cruzado... En realidad solo estaba tomando la siesta, era Blitz; el cual estaba sentado en otro extremo... A su siniestra, por así decirlo, estaba el enmascarado Noroi, el cual estaba sentado al lado de la puerta y el interruptor de la luz, sin emitir una sola palabra. Al lado de Blitz estaba Sakugane, la cual permaneció desde hace rato con una expresión fastidiada (y con razón, al tener un hombre roncando con su hombro pegado al suyo) y perezosa, con su muñeca sosteniendo su cabeza... Sintiéndose aun más molesta al tener a un tipo a su lado sin ninguna intención de dirigirle la palabra a ella, y prácticamente a ninguno de los presentes, al mantenerse encerrado en el mundo de los libros, este era Hikimaru sin duda alguna.

Karen: (Suspira y mira el techo pensando): ¿Cuando terminara de parlotear ahí arriba?


...

Bueno, parlotear no era precisamente lo que estaba haciendo Chitsuki por encima de los participantes. Había decidido que es lo que haría desde antes de montar esa plataforma. Luego de agradecer a todos por venir, señalo una pantalla gigante detrás de ella; cualquiera que sufriera de miopía podría visualizarla perfectamente al ser de alta definición. En ella podía verse claramente el logotipo del Torneo, con una imagen del planeta junto con un barco que lo surcaba.

Chitsuki: Este barco, llamado Airam U es el símbolo de la unión no solo entre personas... Sino también entre Pokémon de todo el mundo. Por eso es que estamos aquí, esta no es una competencia, es una unión breve en la que compartiremos otra basta experiencia en la vida. Bien entonces....

La joven chasqueo los dedos, y el mayordomo detras de ella, Chitsu bajo prontamente por las escaleras luego de asentirle. Todos miraban desde la pantalla como el viejito desaparecia de la vista; la espectativa generaba un silencio y un ambiente denso... La gente hablaba en voz baja, pero todos querían saber que pasaría.

Rumia: Ohh... ¡Mira eso! (Señala las escaleras)

Así como la chica señalo, su Purrloin en el hombro también lo hizo con su patita, ya que finalmente se vio como alguien subía las escaleras... Tenía cabello rosado, ojos rosados, ropa rosada... ¡Era la pelirrosada!

Tenryū: ... ¿Madre...?

Hacía entrada Sakura Momoiro, líder de gimnasio en la región Hoenn. Mientras su hijo Tenryū se preguntaba que es lo que rayos hacía su madre en el barco, otro hombre subía las escaleras, en rubio sobándose los ojos adormilados, claro que era Blitz, líder de gimnasio en Sinnoh. Los dos, bueno en realidad nadie tenia idea de que hacían los líderes ahí arriba... Pero pronto lo descubrirían.

Chitsuki: Entonces... Iniciaremos el preámbulo antes del Torneo.

Sakura: ¿Que haremos que?

Blitz: ¿Mmn...? (Se soba los ojos bostezando un poco)

Chitsuki: (Suspira y les sonrie) ¡¡En este momento empezaran la batalla de exhibición entre Líderes de gimnasio!!

¡La emoción por parte de todos se volvio euforica! Después de todo eso sería un gran espectualo, una batalla entre los líderes de gimnasio y de distintas regiones era un evento insolito y que muy pero muy rara vez se llevaba a cabo... Aunque claro no se puede complacer a todo el mundo.

Sakura: (Frunce el seño pensativa): ¿Yo contra el...?

Chitsuki: (Chasquea los dedos) A empezar...

Cuando la joven había producido ese sonido la plataforma se estremeció, y comenzó a extenderse lentamente; donde los lideres estaba posicionados hasta que fuera muchos metros más extensa de lo que fue al inicio. Las luces en esta se iluminaron marcando un perímetro de lineas que sin dudas señalaban que aquello era un campo de batalla.

Blitz: Ohh, ¡que campo de batalla más practico, es brillante!

Sakura: ¿Quieres hacer esto? (Se cruza de brazos)

Blitz: (Se acomoda los lentes) Sera más divertido que quedarse sentado sin hacer nada.

Y la mujer no tuvo otra que asentir suspirando, esperaba que ese fuera un viaje en barco de placer... Pero parece que no sería el caso. Mientras Chitsuki sonrió y retiro de lugar, mirando desde otro punto más discreto.

Así mismo todos los espectadores podían ver la batalla directamente desde la arena o también desde cualquier pantalla, incluida la gigante que se podía ver desde cualquier posición. El joven Tenryū se asomo lo más que pudo a la arena, con tal de ver a su madre en primera fila, aunque ignoraba si esta lo había notado entre la multitud. Un hombre vestido de traje de aproximo en medio de los combatientes, parecía ser el arbitro. Extendió sus brazos hacia los líderes, mientras a estos no les quedaba otra que asentir sacando sus Poke Balls.

Arbitro: Y la batalla... ¡Comienza!

Dark Chapter One: InterpretationEditar

Era un ambiente silencioso y denso... Y una oscura niebla rodeaba la zona, en verdad la habitación era un negro nefasto, casi inspiraba miedo ver unas siluetas de personas entre tanta oscuridad y apenas se distinguían por la poca iluminación que había; por lo menos parecían humanos, eso debería tranquilizar la mente de uno, ¿verdad? Pues eso solo causaba más incógnitas... ¿Por que diablos unas personas estarían en un ambiente tan desolado, tan oscuro y con tanta discreción pretendían pasar inadvertidos en donde fuera que estuvieran?

Solo se dedicaban a conversar, de que tema es un misterio ya que sus voces no podian oírse... De hecho por sus siluetas a penas podía visualizarse en la cabeza de uno si eran hombres, mujeres o ambos... Un ligero rayo de sol dejaba visto que podría tratarse de dos mujeres y tres hombres... Mmn, parecían murmurar algo ya que estaban reunidos y con sus manos trataban de susurrar entre ellos... Aquí había algo que no estaba bien... ¿Que sera...? Bueno, sea lo que sea, no querían que nadie lo supiera, aunque era innecesario susurrarlo ya que no había nadie más que ellos cinco en ese espacioso ambiente, más oscuro que un abismo...

Ehh... Sera posible que ese susurro, sea el comienzo de algo muy grande...

Capitulo III:La competencia se abre pasoEditar

Sin duda para Sakura no quedaba nada más que dar comienzo al combate. Por lo que la primera opción que tuvo fue sacar a su Hariyama. Al ver que Sakura iba en serio, puesto que había sacado a su Pokémon más fuerte, Blitz decidió que era buena idea sacar a un Pokémon veloz; seguido de esto tomó su Poké Ball y sacó a luchar a su Rotom.

Blitz: Rotom, yo sé que tu podrás.

Sakura: Aplástalo y termino esto de una vez.

Blitz: Rotom, ¡Fuego Fatuo!

No había terminado de mencionar el mencionar el ataque, y Rotom ya sabía que hacer. Inmediatamente Hariyama se vio quemado, y Sakura decidió devolver el ataque con Puño de Fuego, lamentablemente no sirvió de mucho.

Blitz: Pensé que como líder de gimnasio... (bosteza un poco debido a que se acaba de despertar) tendrías una estrategia más decente que atacar con eso... ¡Lluevehojas!

Rotom lanzó la gran tormenta de hojas contra Hariyama, provocándole un gran daño, aunque no lo suficiente como para derrotarle.

Sakura: Lo mismo pensé de tí, ¡A bocajarro!

Hariyama rápidamente atacó a Rotom, haciendo que este se viera severamente dañado, aunque el ataque no fue muy efectivo. Sin embargo, en la estrategia de Blitz no se encontraba perder a su Rotom, por lo que inmediatamente le dijo a Rotom que usase Voltio Cambio, Rotom atacó a Hariyama, y seguido de esto volvió a su Poké Ball, permitiendo a Blitz sacar a luchar a su Electivire.

Sakura: Odio esto... ¡¡Hariyama, Terremoto!!

Hariyama golpeó el suelo con su pierna. A pesar de no quebrar el barco, básicamente lo que provocó fue un fuerte agitamiento dentro del mismo, por lo que mucha gente tuvo que sostenerse de las barandillas o inclusive de otras personas con tal de no probar el piso de madera.

Rumia: (Se tambalea) ¡Wooh...!

Yusuke: ¡Rumia!

Entre la gente que se agitaba por el temblor, Yusuke trataba de alcanzar a su novia. Sin embargo, entre los muchos Pokémon que se encontraban conmocionados por la sacudida, el Purrloin en la cabeza de Rumia salto para buscar algún lugar más seguro. Por desgracia tuvo que saltar sobre Yusuke que era la persona más cercana, y este fue el empuje necesario para que el fuera abruptamente alejado de ella.

Rumia: ¡Yu-chan...! ¡Purrloin...! ¡¡Woohn!!

La joven sentía como el tambaleo cesaba, no sin antes ser empujada por la fuerza de gravedad hacia atrás. Pero antes de prepararse para el impacto, noto como se había detenido sin saborear el dolor de embestirse contra el suelo, algo o mejor dicho alguien detuvo su caída.

Rumia: ¿M-Mm? (Abre sus ojos) ¿Qué...?

¿? : ¿Se encuentra bien, Rumia-san?

Rumia: ¡¿Eh?! ¿Qué haces tu aquí?

Mientras que en otro lugar, por encima de la arena de batalla, Chitsuki, la anfitriona del evento trataba de beber su té entre los temblores que hubo. Solo al notar como su tasa se tambaleaba frunció un poco el ceño.

Chitsuki: Hmp, no vuelvas a hacer eso.

Blitz: Ohh, que alboroto causaste, ¿eh?

Volviendo a la lucha, el ataque que si bien estremeció a todo el barco, no fue suficiente para acabar con Electivire, pero debido a las quemaduras, Hariyama se desmayó, por lo que perdió el combate contra este.

Sakura: Dios... Hariyama, ¡vuelve! (Hariyama regresa a su Poké Ball, y seguido de esto Sakura la besa y toma otra) Bueno, si Hariyama no pudo lo intentaré contigo, ¡Mienshao ve!

Al lanzar la Poké Ball, Mienshao apareció. Esta más elegante que cualquiera de los Pokémon que pudiesen aparecer.

Blitz: ¿De verdad planeas usar a un Mienshao contra Electivire? Esto es mejor que un juego de niños. Electivire Tru--

Cuando Blitz trató de decir el ataque, una sombra se vio en el aire, Mienshao había sido más rápida y había golpea a Electivire con su Patada Salto Alto, provocando de esta manera que Electivire perdiera.

Sakura: (Con una sonrisa en la cara) Dime, ¿qué se siente ver que vas a caer?

Blitz: No sé, (regresa a Electivire y toma la otra Poké Ball) dímelo tú. ¡Rotom!

Rotom salió de su Poké Ball, y al instante, Blitz trató de hacer que este usara Lluevehojas, mas al igual que con Electivire, Mienshao volvió a usar Patada Salto Alto. Derrotándolo.

Blitz: ¿Con qué demonios alimentas a tus Pokémon?

Sakura: Lo normal.

Blitz: Bueno... (Regresa a Rotom), vamos a ver cómo nos va contigo. (Toma la última Poké Ball) ¡¡Manetric!!

Manetric salió de su Poké Ball, mas esta parecía tener un problema, la electricidad que esta poseía salía, y la misma se veía muy cansada.

Blitz: ¿Manetric? ¿Puedes pelear?

Manetric asintió, sin embargo, Blitz en el fondo sabía que no podía.

Eirik: Ese Manetric no se ve nada bien.

Naomi: Parece que no... Es como si tuviera una...

Eirik: ¿Una qué...? Naomi: (Mira a otro lado) M-Mmn... Creo que ya se quien ganara...

Con su conocimiento de criadora, ella sabía cómo terminarían las cosas por lo que se retiro de la escena sin intenciones de observar como terminaba todo... Por su parte en la lucha Blitz tenía en cuenta el estado de su Pokémon preferido, quizás lo mejor habría sido retirarse pero, debían conservar su orgullo como los más fuertes en Sinnoh costara lo que costara.

Blitz: Bueno, en ese estado solo podemos intentar... ¡Manetric Impactrueno!

Manetric lanzó el ataque, sin embargo, la descarga eléctrica no fue suficiente como para derrotar a Mienshao, seguido de esto, utilizó Aura Esfera, dándole certera a Manetric. Aun con todo, eñña logró soportar el ataque.

Blitz: (Pensando: Podemos lograrlo con un ataque más.) Manetric, Tru--

Sakura: Pata Salto Alto...

Inmediatamente, Mienshao saltó, y golpeó a Manetric con gracia y ligera sutileza, lo cual fue suficiente para derrotarla. Seguido de eso, el referí marcó la victoria de Sakura, la cual rápidamente corrió hacia el Manetric de Blitz.

Blitz: Manetric... Tienes una sobrecarga.

Manetric: M-Mane...

Sakura: Está enferma, debes llevarla a un centro Pokémon rápido.

Bitz: Lo sé.

El líder de gimnasio metió a su Pokémon en la Poké Ball respectiva, y se puso de pie, estirándole su mano cordialmente mientras Chitsuki baja a la arena desde una pequeña plataforma.

Blitz: Fue una buena lucha, aunque no todo lo que tenía que dar como líder...

Sakura: Hiciste lo que podías, así que si quieres una revancha será más satisfactorio vencerte si estas al máximo de tus capacidades.

Blitz: Hmp, brillante.

Chitsuki: Blitz, en el barco hay dos centros Pokémon ya abiertos que se encuentran dentro del barco. Dejare que Chitsu te guié.

Chitsu: Exactamente, por favor acompáñame.

Blitz: Esta bien.

Sakura: Bueno... Ahora que me lleve la victoria, ¿Qué gane?

Chitsuki: Ohh, un premio.

Sakura: Claro que sí, es lo justo.

La mujer colocaba reposaba las manos en sus caderas de forma un tanto pretenciosa, mientras la más pequeña ponía una pose más pensativa o al menos la disimulaba bien.

Chitsuki: Hmm... Respeto.

Sakura: Que fraude.

Chitsuki: ¿Lo crees?

Sakura: Claro que sí, no es necesario que gane una batalla para tenerlo.

Chitsuki: Eso, es una lastima... El respeto puede durar más que cualquier premio material, si lo sabes cuidar.

Sakura vio a la joven líder y suspiro al verla hablar de forma tan melancólica, hasta que se retiro del lugar. Chitsuki, al poco tiempo retomo su postura, y miro a todos los jóvenes que tenía en frente suyo. Chitsu retomo su lado, mientras acercaba una silla para que su Ama tomara asiento.

Chitsuki: Bien... Es hora de volver al juego.

Mind: Hmm... Así que el líder de Sinnoh perdió contra la de Hoenn... ¡Qué vergüenza para mi siendo de Sinnoh!

Ran: El Pokémon de ese líder no se veía en buenas condiciones, así que no debes sentirte tan avergonzado...

Mind: Puede ser... ¡Oh, mira eso!

Mind señalo desde la parte superior del barco, como esa gran pantalla detrás de Chitsuki, adoptando como fondo el bello mar en el que se encontraba comenzó aparecieron fotos de los que eran todos los participantes en el barco, esto era sin duda un mapa de batallas, el torneo iba a comenzar.

De repente todos comenzaron a hablar entre sí, encontrándose con sus oponentes mirando las fotos, algunos los tenían al lado pero a otros les era difícil localizarlos.

Chitsuki: Estos son los enfrentamientos, empezaran por el orden en las que están posicionados. Los competidores son muchos, así que comenzara en diez minutos para que puedan ordenarse, y se llamara a los primeros entrenadores para presentarse en la arena. Es todo lo que puedo decirles, buena suerte.

La líder se mantuvo seca en sus comentarios, y se retiro de la arena subiendo por una plataforma. Muchos entrenadores y espectadores estaban desconcertados sobre cuál sería el premio, del cual no se daba si quiera una pista, todo era muy misterioso y no parecía tener un objetivo claro... Al menos no aun.